Nueva jornada para nuestros equipos de fútbol que se saldó, si bien con pocas victorias, con algún resultado que nos hace seguir para adelante con nuestras ideas de juego y nuestro compromiso.

 

Decía la leyenda del Liverpool, Bill Shankly, que: “Algunos creen que el fútbol es solo una cuestión de vida o muerte, pero es algo mucho más importante que eso". Partiendo de esta premisa, que todos los que amamos este deporte tenemos grabada a fuego, dos derrotas seguidas son un drama, que te hacen afrontar con dudas el siguiente partido, y si encima este partido es un enfrentamiento contra un rival directo el drama se torna tragedia. Antes de disputar el partido, no solo se piensa en lo complejo de la situación, la aparente debilidad en la que se afronta, sino incluso ya se prevén las consecuencias de la derrota, de un partido que aún no ha comenzado, y cómo va influir en los siguientes partidos. Efectivamente, Bill Shankly tenía razón el fútbol trasciende cualquier análisis racional que se pueda hacer. 

 



 

En esta coyuntura afrontaba el aficionado ‘A’ el partido frente a un rival complicado, el C.D.C. Moscardó ‘B’ con una posición privilegiada en la tabla; un juego intenso, directo y contundente; buenos jugadores en lo individual y en lo colectivo. Ante esto nosotros con una dinámica negativa, no solo en resultado sino en juego y lo que es peor en sensaciones y en confianza. Pero este equipo se crece en las dificultades, los partidos importantes siempre los compite, y cuando parece que peor están las cosas, saca lo mejor de sí. Y así fue, desde el pitido inicial se vio un equipo comprometido en lo que tenía que hacer, con un trabajo estajanovista en todas sus líneas, donde la solidaridad, el compromiso en el trabajo colectivo, la responsabilidad en el aspecto defensivo, llevaba a que no solo evitábamos que el rival jugará; sino que éramos capaces de atacar con criterio encontrando las debilidades del rival. Así en el minuto 15 en una jugada colectiva un pase de Javier a la banda, encontraba a Mario que, con un centro medido, lograba que Chus consiguiera el primer gol en un gran remate. El equipo no solo no desistió en el juego que le llevaba a ir por delante en el marcador, sino incrementó el nivel de peligro, así llegó el segundo gol obra de Mario en otra jugada colectiva, esta vez por el lado izquierdo, lo que denotaba que el equipo generaba peligro por todas las zonas del campo. 

 

El rival desarbolado, solo se acercó en el marcado, en un desafortunado penalti en una jugada carente de peligro que no supimos defender. El primer tiempo acababa con un dominio en el juego y en el marcador, incluso corto para nuestros merecimientos. 

 

En el segundo tiempo se mantuvo la tendencia de la primera parte, salvo unos primero minutos al inicio, donde el empuje del rival le llevó a tener alguna ocasión más por empuje que por juego; pero tras este arreón inicial las ocasiones se sucedían ocasiones nuestras que solo la mala fortuna impedía que subieran en el marcador. De aquí al final del partido, solo factores externos al juego mantuvieron en duda el marcador, que finalmente quedo tal cual, 1-2.

 

Un paso importante para romper la tendencia, pero que debe ser el primero de muchos, ahora nos enfrentamos a otro importante partido, donde esta debe ser la tendencia.

 

 

Hay un dicho español muy cierto que dice "días de mucho... vísperas de nada" y algo así le ocurrió a nuestros chicos del aficionado ‘B’ en la mañana del domingo, veníamos de hacer el mejor partido de la temporada ante el segundo clasificado, todo ello acompañado de un ambiente, horario y campo propicios, y pasábamos a jugar contra el sexto clasificado en el campo menos atractivo del Cotorruelo a las 9 horas con un ambiente desangelado... se procuró que estos condicionantes no influyeran en los nuestros, pero el refranero español es sabio, y nuestros chicos estuvieron tan erráticos como apáticos, faltos de ambición y de concentración, ingredientes que añadidos a que el rival, el Unión Manzanares era  un buen equipo, bastante trabajado, tanto física como tácticamente, el postrero resultado de 0-0 casi se antoja un milagro, sólo en los últimos minutos de partido quisimos ir a por el mismo, pero cuando no estás mentalizado desde un inicio, es imposible corregir durante el partido la actitud, fallos infantiles en la salida de pelota propiciaron no menos de 3 o 4 ocasiones del rival, que entre el larguero y Ángel se desbarataron, pero que nos pudieron costar los 3 puntos.

 

Aun así, hay que alabar el compromiso, ya que se consiguió un empate en un partido en el que no se merecía, y hay que hacernos ver el TEMPORADÓN de estos chicos, ayer después de este empate y de quedarse 4 puntos por encima del ascenso, la sensación era de pesimismo, habíamos empatado! veníamos de ganar 7 partidos seguidos!, creo que debemos reflexionar, somos un equipo que no está diseñado para ascender, pero que por su trabajo y méritos está en ascenso, así que no hay que replantearse nada, es hora de seguir aprendiendo día a día, y el domingo ponerse el mono de trabajo, y apretar los dientes, y soñar.

 

El próximo domingo a las 11, tenemos otra salida complicada, contra el Águilas del Lucero en la Tierra de Arjona, sabemos lo duro del rival y de su campo, pero si somos fieles a nuestros principios...seguro que nos traeremos los tres puntos.

 

 

Partido muy bueno en líneas generales de nuestro cadete que se enfrentaba a un rival con un punto menos que nosotros, la A.D. Piqueñas. Supimos jugar nuestro juego desde el minuto uno y eso nos hizo crecer tanto en equipo como individualmente. Empezamos ganando y pudimos hacer más goles, pero la suerte no nos acompañó y nos tuvimos que conformar con un empate, 2-2 que, sin ninguna duda, sabe a victoria por el juego realizado y por las sensaciones transmitidas. Esta es la línea a seguir, estamos orgullosos de nuestros jugadores.

 

 

El infantil vio el pasado sábado la cara mala de la moneda ante la Unión Valdebernardo ya que era este un rival directo a que podríamos aventajar en cinco puntos y situarnos con un colchón más amplio por encima del descenso, cuya salvación es el objetivo de este año. Tras un comienzo del partido en el que sabíamos que ellos saldrían a apretarnos, nuestros chicos poco a poco iban entrando más en el partido y empezamos a tener buenas ocasiones de nuestro lado. No obstante, en un nuevo error colectivo de concentración, el rival aprovecha la salida de un córner para golpear un balón que quedaba muerto en la frontal y se le cuela, de una manera desafortunada, a Unai, que más tarde salvaría que la diferencia aumentara. Ante su gol, nuestra reacción fue buena, seguimos atacando con cada vez más peligro y superando la dureza de la defensa rival hasta que, en una buena jugada, Raúl empataba el partido y nos permitía dar un paso para remontar el mismo. Paso que bien pudimos refrendar con nuestro penalti fallado, que adivinó su meta rival y permitía a los locales llegar con empate al descanso.

 

La segunda parte fue muy diferente, nos desconectamos del partido, solo llegábamos en algún que otro arreón y el rival empezaba a complicarnos con sus jugadores de arriba. Nos defendimos, pero no fuimos contundentes hasta que, en un nuevo error (más de concentración que de calidad), el rival nos hacía pagar nuestra falta de madurez y se ponía por delante estableciendo el 2-1 definitivo y aventajándonos en un punto en la tabla clasificatoria. Palo muy duro para los nuestros a estas alturas de la temporada que, afortunadamente, tenemos este sábado la oportunidad de cambiar. Partido importante ante un rival directo como el Moscardó a partir de las 13:30 en nuestro Cotorruelo.

 

 

Partido muy difícil de nuestro alevín ‘A’ contra las chicas del Atlético de Madrid, siendo este el mejor equipo física, táctica y técnicamente de toda la liga. Pese a esto, nuestro equipo compitió y plantó cara durante todo el partido.

 

Comenzamos el partido
un poco desconectados y dos errores a la hora de defender nuestra frontal del
área tras pérdida nos costó encajar los dos primeros goles en contra. Tras esto
los amarillos se enchufaron y empezamos a llegar al área contraria teniendo
algunas ocasiones de gol. Estas no fueron aprovechadas por los nuestros a
diferencia de nuestras rivales, llegando así con un 3-0 al descanso. La segunda
parte fue prácticamente igual que la primera. Dominio del Atlético de Madrid en
todos los aspectos del juego, pero aun así nuestros chicos lucharon hasta el
final, terminando el partido con un 7-0
a favor del conjunto de las féminas.

 

Toca seguir trabajando
para poder competir contra los equipos que nos acompañan en la parte alta de la
clasificación.

 

 

El alevín ‘B’ se enfrentó este fin de semana ante E.F. Villaverde, colista en la tabla de clasificación, pero que de antemano sabíamos que iba a ser un partido muy correoso y que no iba a ser fácil conseguir la victoria.

 

El partido comenzó muy de cara para los Amarillos, nos adelantamos en el marcador rápidamente gracias a goles de Mateo y Dani Búger. Esto hizo que con el paso de los minutos el equipo se relajase y que cada uno hiciese la guerra por su cuenta en busca del premio individual. El rival, muy compacto y serio aprovecho nuestro desorden y acortó distancias. El peso del partido lo llevaba el Sanvi pero las ocasiones no se materializaban y empezaban los nervios. El rival estaba vivo en el partido.

 

Tras el descanso el equipo salió mentalizado de que la actitud debía cambiar y empezamos a jugar el balón de un lado a otro como practicamos en los entrenamientos. Adelantamos ventajas con un gol de Ángel. El rival no tiró la toalla, sabía que podía competirnos y poco a poco llegaban a nuestra portería con cierto peligro. Nuestros chicos no estaban cómodos en el partido, faltaba ambición, algo de chispa y para colmo el rival vuelve a acortar distancias y volver a meter el miedo en el cuerpo. Aun así, supimos sufrir y poco antes del pitido final Adrián Bailleul con ayuda del defensa puso el 2-4 definitivo en el marcador a favor de nuestros chicos. El resultado fue lo más positivo de la mañana del sábado. Partido que nos tiene que hacer reflexionar y aprender que hay que estar concentrados al 100% en todos los partidos sea cual sea el rival.

 

Próximo partido contra el líder de la liga, el Atlético de Madrid femenino. Toca hacer una buena semana de entrenamientos para llegar bien al partido, dar una buena imagen y demostrar que nuestros chicos pueden competir contra cualquier equipo.

 

 

Estar concentrados es necesario desde el calentamiento hasta el pitido final del árbitro. Después de una buena semana de entrenamientos y de un gran trabajo en el partido anterior, nuestro benjamín no logró entrar en el encuentro y hacer las cosas como venimos trabajando en los entrenamientos. Comenzamos intentando mover la pelota, estando abiertos al tenerla, pero el estar mal colocados nos pasó factura. El estar descolocados hizo que el rival, la Chimenea ‘C’ atacará con más facilidad nuestra portería, haciéndonos bastante difícil repeler sus ataques. También descolocarse afecta al ataque ya que no nos situábamos bien en el campo para poder atacar bien. El rival se adelantó en un resultado bastante abultado de 5-0. Nuestros chicos no lograron maquillar el resultado con varias ocasiones que no logramos finalizar. Tenemos que seguir trabajando y siendo un equipo, todos juntos. A seguir aprendiendo, somos amarillos.

 

Gran partido de nuestro prebenjamín ‘A’ que disputó uno de los mejores partidos en lo que va de liga. Muy bien plantados en defensa y saliendo rápido y combinando en ataque. Pese a todo esto, tuvimos algunos fallos conceptuales, sobre todo en cuanto a la salida de balón que nos costaron dos goles y nos hicieron perder 0-2 frente al Arroyomolinos. Toca seguir con esta intensidad y evitar esos errores en la salida de balón.

 

El prebenjamín ‘B’ disputó uno de esos partidos que se recuerda toda la vida cuando eres mayor, dada la entidad y el nombre del rival, el Atlético de Madrid ‘A’.

 

El rival ya se había podido reforzar con sus “fichajes de invierno” tras cumplirse la sanción impuesta por la FIFA, por lo que sus chavales venían con ganas de jugar y demostrar sus altas y numerosas cualidades futbolísticas.

 

Los nuestros, a pesar de ciertas bajas, un día más, llegaron al partido dispuestos a disfrutar y luchar hasta el último segundo, aun siendo conocedores de la superioridad física, técnica y táctica del equipo rojiblanco. La primera parte competimos a un gran nivel, a pesar de los tantos del rival, llegando incluso a tener una clara ocasión mediante una falta directa en la frontal del área, que Álex “El bicho” no logró materializar. En la segunda parte se notó la diferencia física, y llegó el cansancio a los jugadores amarillos, lo que provocó el resultado tan abultado al final del encuentro. Tenemos que quedarnos con los aspectos positivos de este encuentro: tuvimos un par de ocasiones para hacer gol a uno de los mejores equipos de la Comunidad de Madrid y de toda España; no dejamos de correr y de luchar en todo el partido; y poco a poco nos vamos adaptando a la competición, lo que conllevará a realizar una mejor segunda vuelta del campeonato. ¡Sigamos!

 

 

Nuestros chupetines siguen en su camino por aprender y disfrutar con el fútbol. Este fin de semana de nuevo nos tocó quedar por debajo en el marcador, pero los chicos demostraron su entrega y disfrute en cada balón que tocaban. Hay que seguir en esta senda de trabajo para ser cada día mejores.

 

 

 

Y así terminamos este resumen de nuestros partidos. Con ganas ya de una nueva jornada y de que el balón vuelva a rodar…

 

 

 

#SomosAmarillos

 

 

 

 

 

Newsletter

Apúntate a nuestra newsletter para recibir las últimas noticias del club.