A veces olvidamos lo complejo que es tener que afrontar cada partido como si fuera una final, el hecho que no ocurre en todos los deportes, de que cada partido, cada punto puede resultar fundamental de cara a lograr tus objetivos, máxime cuando estos son un campeonato o un ascenso. Con el modelo de competición que tiene el futbol, cada partido se torna en una batalla que no debes perder; y mantener ese nivel de compromiso, concentración, intensidad, interés y ganas durante 10 meses tiene mucho mérito. Nosotros, el aficionado ‘A’ llevamos ya seis meses en esta situación, con apenas cuatro derrotas y lo que es más importante habiendo competido en cada partido. Finalmente, el equipo que consiga mantener ese nivel de intensidad hasta el final, el que no se relaje y afronte cada partido con esa mentalidad probablemente será el que obtenga el premio. Y este domingo no era una excepción, un rival correoso, el Betis San Isidro, con una racha importante de victorias que querían ratificar ante uno de los equipos mejor clasificados. Esa intensidad se vio desde el primer minuto, como también su estilo de juego. Lo mejor que hicimos en el partido es mantener su intensidad, y responder con el mismo brío que el rival, siendo sólidos defensivamente, si bien no fuimos lo suficientemente solventes para generar ocasiones claras de gol, al menos en la primera parte.

 

El segundo tiempo fue muy parecido, con alguna que otra ocasión por ambas partes, mas por el lado nuestro, hasta que un claro penalti a Javier Ibáñez, Chus lo convierte en el único gol del partido y sitúa el 1-0. Era el minuto 59 y de ahí en adelante el rival intentaba acortar distancias por la vía rápida, mientras nosotros realizamos un juego inteligente, en ocasiones valiente, y montando rápidas contras que no pudimos materializar para tener un final de partido más tranquilo, si bien es cierto que tampoco sufrimos un agobio más allá de algún balón parado que otro.

 

Y el próximo domingo más. 

 

 

El aficionado ‘B’ perdía de nuevo por 3-1 ante un rival directo como el Parque Europa.

 

 

Gran partido de todo el cadete en el que se jugó como EQUIPO. Fuimos un bloque ante un gran rival, el C.D. Oporto, líder destacado de la categoría. Este juego nos hizo creer en nuestras posibilidades y poder sacar un punto que sabe a victoria. Si seguimos siendo un EQUIPO, como se demostró tras el 1-1 seguiremos mejorando y creciendo. A seguir así.

 

 

Nuestro infantil sacaba el pasado sábado un punto valioso en un encuentro muy bien competido ante el Racing Villaverde. Nuestra relajación inicial nos hacía conceder un gol inicial en los primeros compases del juego, algo que se viene repitiendo ya durante muchas jornadas. Pero, por primera vez en la temporada, fuimos capaces de remontar el encuentro: primero desde el punto de penalti y, después, mediante un chut desde fuera del área, Iván conseguía situarnos por encima en el marcador, llegando así al descanso. En este momento, el partido estaba muy a nuestro favor, pero sabíamos de su potencial ofensivo y así sucedió, en un lanzamiento de falta lejano, Unai no ataja el balón y este acaba mal rechazado para que el rival, a placer haga el empate y definitivo 2-2. De aquí al final el partido estuvo muy reñido, con demasiadas broncas que acabaron con Armella y Christian expulsado. Aun así, fuimos capaces de rescatar el punto y aumentar nuestra suma en la competición.

 

 

En cuanto al Alevín ‘A’, consiguieron sacar un valioso empate por 3-3 ante la E.F.M. Aluche

 

 

El benjamín perdía 12-0 ante la U.D.U Usera en el que fue un partido malo de los nuestros, ante un gran rival.

 

Nuestros prebenjamines y chupetines no tuvieron jornada liguera y tendrán que esperar al nuevo mes para seguir compitiendo. Aunque nuestros chupetines si tuvieron partido amistoso en el que disfrutaron con goles y pases.

 

 

 

#SomosAmarillos

 

Newsletter

Apúntate a nuestra newsletter para recibir las últimas noticias del club.